El Covid-19 golpea al petróleo

El Covid-19 golpea al petróleo

abril 24, 2020 0 Por Guillermo Huerta

La pandemia mundial del Covid-19 golpea a la economía mundial, principalmente al petroleo. El pasado 20 de Marzo de nuestro año fue la jornada económica más extraña hasta el momento: el precio de referencia del petróleo crudo en Estados Unidos se desplomó hasta una cifra negativa de – 37,63 dólares.

El petróleo mexicano se ofertó en -2.37 dólares por cada barril, un retroceso de 116%. Pero este histórico desplome no significa que te pagarán en las gasolineras del país por cargar combustible.

Los números negativos significan que muchos pagan para deshacerse de este crudo en barriles de 159 litros, muy caro de almacenar. El petróleo nunca había caído por debajo de 10 dólares desde la creación de estos contratos a futuro en 1983.

¿Qué llevo al crudo a venderse en un precio negativo?

Se debe a tres razones principales la cuales se mencionan a continuación.

Un mercado saturado y sin demanda

Desde el inicio del año, la demanda de petroleo de China venía descendiendo a las medidas de sanidad tomadas por el gobierno para poder hacer frente a la crisis del Covid-19. Lo que disminuyo el uso de todo tipo de combustibles para motores de combustión interna.

Esta situación se propagó por todo el mundo; lo que provoco la acumulación de inventarios en las reservas petroleras de los países consumidores, así la caída de los precios del crudo.

En consecuencia de la deriva que en los últimos meses ha tomado el mercado petrolero mundial golpeado por el doble efecto de un exceso de producción y de un frenazo de la demanda.

El Covid-19 golpea al petroleo
Representantes de Arabia Saudita (Príncipe Mohammed bin Salman) y Rusia (Vladimir Putin)
  • La guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia que hundió el valor del petróleo y las bolsas en medio de la crisis por el corona virus.

Los depósitos del Crudo

La capacidad física de almacenamiento de crudo en el mundo está reducida debido a la acumulación de los inventarios derivado de la baja demanda. Quienes compran el crudo necesitan naturalmente un lugar donde almacenarlo.

Cuando los compradores tienen reservas es natural que los almacenes de los proveedores no se desplacen provocando al mismo tiempo la acumulación del inventario.

Está acumulación tiene un almacén tan caro que en consecuencia provoca un remate en el precio de venta; este remate fue tan grande que los proveedor pagaban dinero para obtener su petroleo.

El Covid-19 golpea al petroleo
Almacenes de crudo de Cushing (Oklahoma)

Los depósitos más grandes en Estados Unidos están ubicados en la localidad de Cushing (Oklahoma); los cuales están abarrotados y no les cabe ni un barril más.

Contratos Petróleros – Backwardation

Otro de los elementos que jugaron un papel importante en este desplome fueron los contratos petroleros.

Existe un cadena de productor – comercializador – consumidor; los comercializadores tampoco tienen a quien venderle crudo. Por lo que se vieron desesperados de deshacerse de los contratos y esperar que alguien más se encargue de la entrega del próximo mes.

El Covid-19 golpea al petroleo
Buque petrolero en espera de entregar su cargamento

“Ellos no tienen dónde vender ese petróleo y, ante la caída de los precios, el costo de almacenarlo terminaría siendo más alto que el propio precio del petróleo, por lo que están dispuestos a pagar para que no les entreguen ese crudo”, señala el economista petrolero José Toro Hardy, quien fue miembro de la junta directiva de la estatal venezolana PDVSA.

El Covid-19 golpea a la mezcla petróleo mexicano

La respuesta de México

La petrolera estatal mexicana Pemex se alista a cerrar la producción en campos nuevos; dijo el martes el presidente Andrés Manuel López Obrador, en medio del colapso de los precios internacionales del crudo.

El Covid-19 golpea al petroleo
Presidente de México – Andrés Manuel López Obrador

El mandatario, quien ha colocado como una prioridad revivir a la gigante estatal, agregó que era más difícil cerrar producción de los campos maduros por lo que ésta será destinada a las refinerías locales, que según él están procesando unos 800,000 barriles por día, la mitad de su capacidad.

“Porque se cierra y lleva tiempo, por falta de presión de los pozos, volver a reactivarlos y sacar petróleo. Entonces ahora es cerrar y nuestra producción básica para las refinerías hasta que mejore el precio del crudo”; dijo López Obrador en su conferencia de prensa diaria.

El primer resultado de la acción

El día martes 21 de Abril después del desplome del petroleo y del pronunciamiento de la reducción de la producción del petróleo en México; se dio una alza al precio de la mezcla mexicana de petróleo hasta 7.12 dpb. Lo anterior es igual a 1.09 pesos por litro.

Esto significa que Pemex vuelve a cobrar por cada barril de petróleo extraído.

El Covid-19 golpea al petróleo, la economía, al mundo y nuestro maltratado país.

Esta situación no puede tardar mucho ya que una vez se reinicie la actividad económica, los costos se estabilizarán. Lo lamentable es que esto será de manera paulatina y no se tiene ninguna certeza que vuelva a costos similares a los anteriores, o que vuelvan a ser convenientes para los productores de crudo.

Lo que es también algo muy probable es la quiebra de pequeñas petroleras del tipo familiar que al primer declive ya se ven abrumadas al bajo costo. Se espera que solo los mas prudentes en sus gastos de producción y mejor administración de deuda puedan salir adelante.

Aunque en Pemex a luchado muchas veces contra corriente en términos económicos, hemos de decir que no ha contraído mas deuda; es más a, finales del año 2019 hizo un abono a sus deudas anteriores lo que le generó una mejor participación en la Bolsa de Valores.

Solo una administración sobria puede sacar a la empresa adelante, dejar a un lado los interés personales y pensar que México necesita ahora mas que nunca que sus negocios no se caigan.